Orgonita nº 20

Buenos días a todos! 
Domingo de entradas y os presento dos nuevas orgonitas la nº 20 y nº 21 que espero sean de vuestro agrado. ¡Que tengáis un feliz domingo!

Orgonita en forma de colgante de 3,7 cm de diámetro.
Se sujeta con: cadena de 50 cms. en tono plata ajustable a cualquier largo. 

Compuesta por:
Cinco caracolas* que rodean una cuenta de cristal cuadrada en su parte central.
Polvo de cuarzo
Glitter en tonos verdosos

Todo ello encapsulado en resina de alta transparencia que otorga a la pieza resistencia y durabilidad. Las piezas permanecerán inalterables en el tiempo.

*Significado:
La caracola es uno de los "ocho símbolos auspiciosos" usados en los rituales y ceremonias budistas, la caracola puede ser también representada como un cuerno del que radian en todas las direcciones las enseñanzas de Buda. También representa "la rectitud de palabra" y algunas veces se encuentra dibujada o grabada en la garganta de las estatuas de Buda, recordando su voz resonante y el sagrado sonido del "Om". La caracola también aparece a veces en las plantas de los pies de las estatuas de Buda, en las palmas de sus manos, en su frente, o en el pecho.

Antes de la era budista, en el Tíbet, la religión indígena una forma de chamanismo en el que la concha de la caracola se empleaba para llamar a los espíritus protectores que velaban sobre los rebaños de ganado. Hoy en día aún se emplea la caracola y anteriormente era empleada como trompeta para dar la señal de alarma por la llegada de intrusos a los templos, de llamada a las armas o en monasterios budistas tibetanos para llamar a las asambleas religiosas. En las ceremonias budistas se emplea como recipiente para transportar agua sagrada, y cuando se coloca posición horizontal es también empleada como recipiente para perfumes y aceites sagrados. En el Tíbet, la caracola se emplea habitualmente como instrumento musical. Se corta la punta de la concha para formar una boquilla por la que se sopla, y se suele decir que tocar la caracola, junto con el címbalo y el tambor, "causa el pánico en los fantasmas y la felicidad de Buda".

La caracola está emparentada con el antiguo cuerno de batalla, emblema de poder, autoridad, y soberanía. Su rugido ensordecedor espantaba a cualquier espíritu maligno, aterrorizaba a las criaturas venenosas, y tenía el poder prevenir los desastres naturales (o eso se creía). En los mitos hindús, su poderoso sonido se empleaba para aterrorizar a los enemigos. Se referían a ella como "la poderosa caracola blanca", era portada por los héroes en la batalla, con su nombre inscrito en ella.

En un ámbito más universal, la concha de la caracola, con su forma de espiral, simboliza el movimiento celestial del sol, la luna, las estrellas y los planetas a través cielo. Los chinos la consideraban un símbolo de buena suerte al iniciar un viaje, debido a su fama de su poderoso sonido, que podía ser oído a grandes distancias.

Apasionante historia la de las caracolas, además como suele ser un símbolo con diferentes interpretaciones según culturas. 

Saludos y suerte!

Mari

Recuerda: Aunque en la presentación algunos modelos consten como vendidos es posible realizar su réplica bajo petición aunque es imposible que una orgonita sea exactamente igual a otra. 
Gracias por vuestra comprensión.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por seguirme!