Orgonita nº 44


Orgonita en forma de colgante que consta de semicircunferencia de 3,7 cm de diámetro. Se sujeta con cordón de cuero negro de 3 mm de espesor y  45 cm de largo con cierre mosquetón en tono plata y cadenita extensora de 5 cm. para ajustar su largo según convenga.

Compuesta por:

Espiral* de alambre en tono plata de 1,5 mm de espesor
Polvo de cuarzo
Amatista violeta*

La pieza está rematada con destellos en varios tonos, verdes, azules, dorados, violetas ...





Todo ello encapsulado en resina de alta transparencia que otorga a la pieza resistencia y durabilidad. Las piezas permanecerán inalterables en el tiempo.

*Significado:

La espiral simple es uno de los símbolos más antiguos que se conocen en la cultura celta, simboliza el concepto de fuerza vital, crecimiento, expansión y reencarnación. Este símbolo era también utilizado para representar al sol en su máxima expresión. Para los celtas este símbolo no tenía ni principio ni final, lo que significaba que un ciclo siempre comenzaba cuando otro terminaba, simbolizando de esta manera, la vida eterna.

Este símbolo también aparece en otras culturas como la hindú, los aztecas, mayas, incas ... con diferentes interpretaciones. Aunque yo me quedo con el mensaje de que no debemos angustiarnos en pensar que todo tiene un principio y un final y que todo se resume en esa angustiosa línea recta, deberíamos esforzarnos en ver la vida de otra manera, en ver esa espiral como una escalera que vamos subiendo poco a poco, superándonos día a día con cada peldaño.

*Propiedades:

¿Y que os puedo contar sobre las amatistas que no os haya contado ya? En la entrada a la orgonita nº 42 os conté ya algunas de sus propiedades, pero ¿sabéis que también se la conoce como la "Piedra del Sentimiento"?. Pues sabed que está indicada para entregar a personas que hayan perdido a un ser querido, o que se encuentren sufriendo una grave enfermedad, incluso para emplearla en nosotros mismos si hemos pasado por algún trance similar.

Es una piedra maestra, un cristal altamente protector. Las piedras grandes de amatista (drusas o geodas) se utilizan mucho en centros de salud, cuartos de meditación y salas de espera pues llenan el espacio con vibraciones relajantes, neutralizan la energía negativa y liberan energía bloqueada. Se dice que cuanto más oscura es la amatista más fuerte su efecto.

Las amatistas también ayudan a los que se sienten abandonados a sobreponerse de su aflicción y tratar de recuperar su equilibrio. Espero que no os sintáis así, al menos, si me dejáis, yo os acompañaré desde aquí todo el tiempo que me dejéis hacerlo.

Nos vemos en la siguiente y ultima entrada de hoy!

Mari

Recuerda: 
Aunque en la presentación algunos modelos consten como vendidos es posible realizar su réplica bajo petición aunque es imposible que una orgonita sea exactamente igual a otra. Gracias por vuestra comprensión.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por seguirme!