Orgonita nº 61


Orgonita en forma de colgante que consta de semicircunferencia de 3,7 cm de diámetro. 
Se sujeta con cordón de cuero negro de 3 mm de espesor y 45 cm de largo con cierre mosquetón en tono plata y cadenita extensora de 5 cm. para ajustar su largo según convenga.
 
Compuesta por:

Mano de Hamsa* en tono plata en su parte central
Amatista*
Polvo de cuarzo
Rematada con iridiscencias en tonos violeta

Todo ello encapsulado en resina de alta transparencia que otorga a la pieza resistencia y durabilidad. Las piezas permanecerán inalterables en el tiempo.


Artículo en venta:


*Significado:

La Mano de Fátima también conocido como “hamsa” o “khamsa” es un amuleto potente que protege contra la maldad, los celos, el mal de ojo y la desgracia en general. Previene de las enfermedades y atrae la buena suerte.

Además está unida al número cinco por sus cinco dedos, dicho número significa supremacía, representa los sentidos humanos, los elementos de la tierra, los sentidos y los colores primarios.

Detrás de esta poderosa mano hay una leyenda que dice que Fátima (la hija mayor de Mahoma) un día mientras preparaba la cena vio entrar a su marido con otra mujer (en la cultura islámica se permite la poligamia...) Ella no pudo reprimir el disgusto, sin querer se cortó con el cuchillo que tenía entre manos y sin notar el dolor del corte siguió cocinando  porque era más fuerte el dolor que sentía en el corazón. Cuentan que ella espió al marido mientras estaba con la concubina y en ese momento salió una lágrima de los ojos de Fátima.

Los judíos la llaman “Mano de Míriam” en alusión a la hermana de Moisés y Aarón, también la llaman “Mano de cinco” o “Mano Hamsesh”. En Estados Unidos se cree que este amuleto también te defiende contra algunas catástrofes naturales como las inundaciones o los terremotos. Mientras que el resto de Occidente confía en que este amuleto te protege contra la infidelidad.


*Propiedades:

Se dice que la amatista purifica y limpia el cuerpo y la mente. Favorece la comprensión y la persuasión. Es una piedra que consuela en el dolor y proporciona alivio en los momentos de angustia.

Es adecuada para los sistemas nervioso y endócrino, además de ser un gran estabilizador anímico y es excelente para mitigar el enojo, el estrés y la depresión. 

Tiene el poder de influir en los ambientes de discordia y hacerlos agradables y sinceros, purificando y armonizando el ambiente en que se vive ó trabaja, transmutando las energías negativas en positivas.

Sirve de protección, paz y espiritualidad pues no permite la tristeza ni la injusticia.

Por su proyección de luz ultravioleta es muy empleada por los médicos y los sanadores.
Está relacionada con los chakras coronario y tercer ojo.

¿Qué os ha parecido? ¿Continuamos con la orgonita nº 62? Vamos allá!

Mari

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por seguirme!