Boho orgonite nº 4



Buenas tardes a todos! 

Termino hoy con la presentación de los cuatro orgones iniciales de la serie "Boho orgonite" os dejo entonces con la orginita nº 4 de la serie en un verde precioso que me encanta especialmente por la serenidad que transmite. ¡Deseo que os guste!

Orgonita en forma de colgante que consta de semicircunferencia de 2,5 cm de diámetro encajada en una resistente base de arcilla polimérica modelada a mano y de aproximadamente unos 4 cm de diámetro, una base con un toque envejecido y con una pequeña pieza en swarovski engarzada en su parte superior.

La pieza se sujeta con cordón de cuero marrón  de 3 mm de espesor y  91 cm de largo para llevar largo bajo el pecho ideal para vestir con ropas holgadas de estilo ibicenco.

Lleva plumas a modo de decoración en los mismos tonos que el color predominante del orgón.


Compuesta por:

Concha de cauri* en su parte superior central
Nácar tintado*
Polvo de cuarzo
Puntas de cobre
Pan de cobre

Todo ello encapsulado en resina de alta transparencia que otorga a la pieza resistencia y durabilidad. Las piezas permanecerán inalterables en el tiempo.

La arcilla polimérica es ideal para estas piezas y queda impermeabilizada y resistente, no obstante os recomiendo cuidarla con mimo al igual que el resto de vuestra bisutería, evitando fuertes golpes y sumergirla bajo el agua evidentemente.


*Significado:

La concha de cauri es un símbolo femenino. Las cauris ocupan un lugar destacado en muchas culturas de África occidental como un signo de fertilidad. Las mujeres en Pompeya romana llevaban conchas de cauri para prevenir la esterilidad.

En Japón su nombre se traduce como "la concha del parto fácil", algunas mujeres japonesas sostienen conchas de cauri durante el parto para ayudar a tener un parto exitoso y menos estresante.

En cuanto a su significado simbólico continúa asociándose con el  dinero y la riqueza y en la actualidad collares, pulseras, cinturones y otras prendas de vestir están adornadas con conchas de cauri. La artesanía africana las utiliza muchísimo como símbolo de riqueza pues antiguamente se utilizaron como moneda de cambio.

Se dice que llevar encima una de estas conchas atrae prosperidad y nos protege, pues al fin y al cabo la concha es un elemento primario de protección de la criatura que la ocupa, es por ello que siempre se las ha asociado con la protección de quien las porta.


*Propiedades:

La madreperla o nácar, añade atractivo a su portador. Vuelve a las personas de trato dulce y halagador, de tal manera que su compañía siempre resultará muy grata. Es tan potente que sus efectos pueden llegar a ser fascinadores y ejercer sobre los demás un dominio irresistible.
Es una de las gemas preferidas de las brujas blancas.

Sirve de gran ayuda para las personas tímidas e inseguras, aportándoles confianza y estabilidad emocional. También otorga serenidad para examinar el pasado sin melancolía o miedo. Su acción energética positiva y suave estimula el crecimiento espiritual y la superación personal.


Artículo en venta:


*En cuanto al color de esta orgonita, el verde:

Los colores ejercen sobre nosotros reacciones físicas, emocionales y mentales; en los hospitales, concretamente en la sala de operaciones predomina el color verde por su enorme efecto calmante y relajante.

Desde el punto de vista psicológico este color proporciona un ambiente ideal para tareas sedentarias, la concentración y la meditación.

El verde, es el color de la naturaleza en primavera que trae la esperanza de fertilidad y crecimiento, es un color tibio, tranquilizador, refrescante, humano, indica percepción de la realidad, paz, sosiego, tiende a apaciguar y a reducir la tensión nerviosa y muscular. 

La vibración cromática de este color reduce la presión sanguínea, afecta positivamente al sistema nervioso y es sedante. Es utilizado en casos de ansiedad y agotamiento, o en problemas de alteraciones del sueño, cardíacos y de tensión arterial alta.

Gracias por vuestro tiempo! Os deseo un feliz fin de semana a todos!

Mari

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por seguirme!