Pulsera Trébol nº 4


Orgonita en forma de pulsera  que consta de semicircunferencia de 3 cm de diámetro que se sujeta a la muñeca con 4 tiras de cordón de cuero negro de 3 mm de espesor adornando la orgonita con dos piezas de zamak en tono plata en ambos lados.

Los componentes de zamak así como su cierre de seguridad llevan un baño de plata de 5 micras.

Opciones a cuero blanco, chocolate o tono natural bajo petición.





Compuesta por:

Trébol de cuatro hojas * en tono plata en la parte superior central
Ámbar báltico*
Calcita naranja
Polvo de cuarzo
Pan de cobre 
Iridiscencias en tonos anaranjados y marrones
Fondo naranja nacarado

Todo ello encapsulado en resina de alta transparencia que otorga a la pieza resistencia y durabilidad. Las piezas permanecerán inalterables en el tiempo.


*Significado:

Es una variación infrecuente del trébol de tres hojas. No se sabe con precisión si la mutación genética se debe a circunstancias naturales o si son producto de la acción del hombre, pero según la tradición popular, las hojas de éste tipo de tréboles traen buena suerte a quienes las encuentran accidentalmente y dicha cualidad sería mayor durante la noche de San Juan.

Desde tiempos milenarios encontrar tréboles de cuatro hojas es sinónimo de buena suerte. Esta planta proviene del Reino Unido, donde en la antigüedad se creía que mediante ellos era posible ver a los demonios y espantar a los malos espíritus.


Artículo en venta:


Según la leyenda cada una de las hojas significa algo, siendo la primera “esperanza”, “fe” para la segunda, “amor” para la tercera y “suerte” para la cuarta hoja. 

De entre todas las historias que he leído una leyenda es la que más me ha gustado, y es que se dice que las hadas utilizan el trébol de cuatro hojas para recobrar fuerzas, basándonos en esta leyenda se recomienda contar con un trébol de cuatro hojas para recuperarse a todos los niveles y deshacernos del estrés acumulado.


*Propiedades:

En cuanto a las propiedades del  ámbar deciros que es resina fosilizada y no un mineral como algunos creen, pues es de origen orgánico y proviene de resinas fosilizadas, es común el color amarillo dorado, aunque también hay variedades de otros colores.

En la antigüedad se utilizaba como objeto de adorno y de culto. Como amuleto se ha utilizado como protector contra la mala suerte y contra las enfermedades y solía llevarse como colgante. 

Se dice que atrae buena suerte y energías positivas, protege contra envidias y contra el mal de ojo y hechizos absorbiendo las energías negativas.

Se le atribuyen una variedad de poderes benéficos: proteger la salud, ahuyentar malos espíritus.
Es una de las piedras atribuidas al sol y se considera al ámbar como una piedra semipreciosa.

Es un amuleto famoso en los países nórdicos para prevenir pesadillas y miedos nocturnos.

Nos ayuda a encontrar paz y calma para abordar los asuntos que nos preocupan, aportando confianza en nuestras capacidades para superar cualquier obstáculo que aparezca en nuestro camino.

Os dejo con este mensaje optimista y recordad que todo pasa y que las experiencias nos enriquecen y nos hacen más fuertes.

Mari

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por seguirme!