Vuelven las Manos de Hamsa



Buenos días a todos!

Regreso a mi querido blog con una nueva entrada donde os voy a mostrar la última colección de orgonitas de Unic Art Creaciones. Vuelven las manos de Hamsa.

En marzo ya os presenté un pequeño grupo de seis orgones con esta temática aunque algo más grandes y terminados en cuero. Y hoy os dejo con un precioso grupo de doce llenos de luces y sombras en los que he jugado tanto con la opacidad como con las transparencias y me encantaría saber vuestra opinión para más adelante. Quisiera perfeccionar aún más esta técnica y estoy abierta a sugerencias. 

Y sin más os dejo con el significado de su símbolo principal y un pequeño video donde aparece toda la colección. Espero que sea de vuestro agrado.

La Mano de Fátima también conocida como “Hamsa” o “Khamsa” es un amuleto potente que protege contra la maldad, los celos, el mal de ojo y la desgracia en general. Previene de las enfermedades y atrae la buena suerte.

Además está unida al número cinco por sus cinco dedos, dicho número significa supremacía, representa los sentidos humanos, los elementos de la tierra, los sentidos y los colores primarios.

Detrás de esta poderosa mano hay una leyenda que dice que Fátima (la hija mayor de Mahoma) un día mientras preparaba la cena vio entrar a su marido con otra mujer (en la cultura islámica se permite la poligamia...) Ella no pudo reprimir el disgusto, sin querer se cortó con el cuchillo que tenía entre manos y sin notar el dolor del corte siguió cocinando porque era más fuerte el dolor que sentía en el corazón. Cuentan que ella espió al marido mientras estaba con la concubina y en ese momento salió una lágrima de los ojos de Fátima.

Los judíos la llaman “Mano de Míriam” en alusión a la hermana de Moisés y Aarón, también la llaman “Mano de cinco” o “Mano Hamsesh”. En Estados Unidos se cree que este amuleto también te defiende contra algunas catástrofes naturales como las inundaciones o los terremotos. Mientras que el resto de Occidente confía en que este amuleto te protege contra la infidelidad.

Y para terminar deciros que después de trabajar muchísimo en estas últimas colecciones me voy a tomar un pequeño "descanso", aunque los que me conocéis ya sabéis que yo no descanso nunca, os voy a ir preparando unas preciosas pulseras con orgonitas que os mostraré a mi regreso.

Y ahora os dejo con el video, que lo disfrutéis!

Besos y suerte!

Mari 

Visita mi tienda en Etsy para saber más sobre estas orgonitas y sus propiedades.

  



Hadas en Unic Art Creaciones

Hola a todos!

Nueva entrada al blog para informaros que ya está disponible en tienda un pequeño grupo de orgonitas, la nueva colección "Hadas" orgonitas llenas de mágicas luces y sombras que os encantará observar.

Os dejo con un video introductorio de esta bellísima colección.

Saludos y feliz fin de semana todos!

Mari



Si queréis saber más sobre las Hadas os dejo aquí un extracto de la wikipedia ¡bastante interesante!



Las leyendas celtas hablan del reino de los Áes Sídhe (pronunciado Os Shi) también conocido en idioma inglés como Fairy Folk, y donde la mejor traducción a nuestro idioma sería Hadas, si bien es importante recalcar que no se habla de la concepción victoriana de la Hadas, esos seres diminutos con alas de mariposa, las cuales son en realidad pixies. Los Áes Sídhe, son seres semidivinos que viven entre este y el otro mundo, con conexiones importantes con la naturaleza y las deidades, la mayoría de los relatos los representan como gente no muy alta, pero de aspecto y altura humana, de tez blanca, ojos claros y pelo muy negro.

En los relatos medievales, las hadas (a veces llamadas «El Buen Pueblo» o «La Buena Gente») aparecen relacionadas con encantamientos y hechizos, conocedoras del poder y las virtudes de las palabras, las leyendas y las hierbas, que les permitían mantenerse jóvenes y bellas, y acumular grandes riquezas.

En algunos libros, se menciona que las hadas hacen todas las cosas inocentemente, aunque su comportamiento pueda llegar a ser perverso. En muchos escudos heráldicos de esta época se refleja el mundo de las hadas. Muchos aristócratas querían hacer ver que provenían de un linaje de las hadas.

En la mitología cántabra se las llama anjanas, entre las que están las Ijanas del Valle de Aras, cuya característica es que tienen pechos descomunales y son feas, pero pueden cambiar de apariencia a voluntad. Este mismo tipo de hadas se encuentra en la isla de Gotland, en Suecia. En Galicia se llaman mouras , en Asturias reciben el nombre de xanas, en Cataluña además de fada, se le llaman goljas y en Baleares Dames d'aigua.

La mitología nórdica y la griega -encarnada en las ninfas y dríades de Homero y Ovidio- influyeron en el concepto que los primeros bardos se formaron de las hadas, pero andando el tiempo los escoceses, irlandeses, galeses y otros pueblos europeos llegaron a poseer un cuerpo lleno vivo de tradiciones, fundado principalmente en las leyendas celtas.

Inicialmente se atribuyeron a las hadas proporciones humanas, pero las diminutas y etéreas criaturas de Shakespeare influyeron poderosamente en las concepciones posteriores de los poetas ingleses.

Varios rasgos comunes caracterizan a estos habitantes del ultramundo en todos los países: se clasifican en benéficas y perversas, precisan ocasionalmente de apoyo humano, sus órdenes deben cumplirse estrictamente so pena de terribles castigos, etc.

Algunas de ellas son hadas convertidas en tales pero que antes habían sido mujeres humanas. Estas se convirtieron en hadas a causa de alguna infracción contra la naturaleza (ya que es el sitio en donde viven), siendo castigadas por ello a tener tal apariencia, incluso a vivir en el mundo de las hadas. 

Pueden ser desencantadas de diversas maneras en fechas concretas del año, como en La noche de San Juan y por ejemplo cuando se asoman a las aguas cristalinas y piden ser desencantadas. Para las que se convertían en hadas o cruzaban el límite existente entre el mundo humano y el de las hadas, el tiempo en el espacio cambiaba ya que un día o un mes podía ser un año o un siglo.

Hay varias hadas con poderes nocivos que lo llegan a utilizar contra los humanos, la mayoría de las veces por maltratar la naturaleza (talar un bosque sería una auténtica catástrofe para su mundo). 

Llegaban a raptar a niños para cambiarlos por seres feéricos totalmente iguales a los niños raptados. 

Así intentaban crear una estirpe entre humanos y hadas, aunque los niños morían al poco tiempo, ya que eran pálidos y enclenques. En la Edad Media a todos aquellos niños que estaban pálidos y delgados se les consideraba que eran hijos de las hadas y habían ocupado el lugar del verdadero hijo.

Otras veces engatusaban a un hombre de noble estirpe transformándose en mujeres de belleza inigualable para quedarse embarazadas de estos y dar a luz un ser mitad humano y mitad feérico. Para que el ser sobreviviera el marido no debía de rezar nunca y jamás deberían ver a las hadas desnudas por completo.

Este conjunto de supersticiones, derivadas de las creencias anímicas de todos los pueblos antiguos, ha inspirado a notables literatos sus fabulosos «cuentos de hadas».

La variedad de labores que llevan a cabo las hadas es casi infinita además de cantar y bailar, ayudan a los hombres en el campo, ejercen su control sobre el tiempo protegiendo las cosechas. Durante muchos meses ellas esperan impacientes la llegada de la primavera. También saben el día exacto en que brotaran las primeras flores pero prefieren mantener el secreto.

También hablan las leyendas del mundo que las hadas suelen tener poderes psíquicos o mágicos que, podían hacer felices a los seres humanos, también se creía que eran hechizadas por las brujas de los siglos XVII y XVIII para que vigilaran a sus víctimas, por otro lado, también se decía que eran ángeles en su forma femenina, aunque a veces se veían hadas macho.

Según la mitología Celta, las hadas gustan de los árboles del Tilo o Sauces.

Hay muchas clases de hadas, pero todas ellas independientes de la mitología celta en la que tienen origen, siendo todas ellas especulaciones y mezclas de distintas mitología. Estas clasificaciones y asociaciones con los elementos son contemporáneas, creadas por los creyentes de esoterismo y espiritismo. 

Algunas de estas clasificaciones son:

Lamias, hadas de la mitología vasca. Poseen largos cabellos que peinan con peines de oro que son muy preciados. Sus pies son palmeados, como los de un pato, exceptuando a las Itxaslamiak, las lamias marinas, semejantes a sirenas.

Ninfas, hadas de la mitología griega que pueden ser:

Náyades: ninfas que pueblan los ríos, a veces son hijas de éstos, por ejemplo, Eurídice;

Nereidas: ninfas del mar Mediterráneo, hijas de Nereo. A veces son descritas como mujeres con cola de pez. Destacan Anfitrite y Tetis;

Oceánides: ninfas del océano, hijas de éste. Destacan Metis (madre de Atenea) y Doris (madre de las nereidas);

Dríades: ninfas de los bosques, a veces asociadas a los robles;

Hamadríades: ninfas ligadas a un árbol concreto de tal modo que si éste era cortado, la ninfa moría con él;

Melíades: ninfas de los fresnos, nacen de la sangre de Urano (dios del Cielo). Son las ninfas más antiguas.

Sílfides, hadas de los vientos; Paracelso es el primero en citarlas, y son, según él, los seres  elementales del aire.

Salamandras, hadas del fuego.

Drinfas, hadas de la tierra.