AMOR - Pulsera Orgonita - Turquesas y Madreperla con Mariposa en tono plata

Orgonita en forma de pulsera que consta de semicircunferencia de 3 cm de diámetro que se sujeta a la muñeca con 4 tiras de cordón de cuero marrón de 3 mm de espesor adornando la orgonita con dos piezas de zamak en tono plata en ambos lados.



Compuesta por:

Mariposa* en tono plata en la parte superior central
Turquesas*
Madreperla
Polvo de cuarzo
Pan de cobre
Puntas de cobre
Iridiscencias en tonos plata

Todo ello encapsulado en resina de alta transparencia que otorga a la pieza resistencia y durabilidad. Las piezas permanecerán inalterables en el tiempo.


*Significado:

 Las mariposas son un símbolo universal de transformación y evolución en la vida. Este proceso de metamorfosis que las hace ser capaces de pasar, de arrastrarse a la tierra a encerrarse dentro de un capullo, para luego poder volar libres, es increíble. 

Han sido consideradas por muchas culturas como entes que pueden volar entre el mundo de los vivos y el de los muertos, debido a la ligereza de su vuelo. Como conectan ambos mundos, también se considera que pueden ser capaces de transportar las almas de los muertos entre ellos. En Irlanda alrededor del siglo XVII, se creía que las mariposas blancas poseían el alma de los niños muertos inocentes y puros, por lo que se prohibía matarlas.

En culturas como la japonesa también se considera que el alma de una persona viva o muerta, puede reencarnar en una mariposa. Una persona viva puede mientras esté soñando, proyectar su alma o inconsciente hasta una mariposa para volar libre por este mundo. 

Mientras que los muertos pueden reencarnar en una mariposa para regresar y cuidar a sus familiares o seres queridos.

Las mariposas son de las creaciones más asombrosas de la naturaleza, por lo que más allá de ser admiradas por su belleza y poder de transformación, también son consideradas como un símbolo espiritual, al cual se asocian diferentes significados.

Asociados a los colores y las formas que exhiben las alas de las mariposas adultas, se encuentra el mayor número de supersticiones o creencias.

Las mariposas negras son las que les ha tocado la peor parte, ya que son consideradas brujas, anunciantes de malos presagios e incluso la muerte. Cuando una mariposa de este color entra a una casa, se suele creer que esta es una señal de que va a haber un período de mala suerte o una muerte cercana en la familia.

Las mariposas marrones o de color café, en dependencia de su tipo, también pueden anunciar una enfermedad o una desgracia para una persona amada o un pariente cercano.

Las mariposas blancas son consideradas mariposas puras y por tanto símbolos de buena suerte y prosperidad. Si al inicio del año una persona se cruza con una mariposa de este color, esto vaticina que tendrá un muy buen año. Las mariposas azules también comparten este significado.

De igual manera cuando una mariposa de gran envergadura entra volando a una casa, esto es señal de que se va a recibir una visita agradable.

En todas las culturas, aportan alegría al verlas, pues son símbolo de transformación y se ha demostrado que la mariposa es el único ser vivo capaz de cambiar por completo su estructura genética durante el proceso de transformación o metamorfosis: el ADN de la oruga es totalmente diferente al de la mariposa. Por lo tanto, es el símbolo de la transformación total.

Representan una necesidad de cambio, es el ciclo sin fin de auto-transformación, la reencarnación, y la magia. Su metamorfosis nos enseña los diferentes estadios a lo largo de la vida.

Así la etapa de huevo, que es el principio de todas las cosas, ésta es la etapa en que nace una idea, pero aún no se ha convertido en una realidad.

La etapa de larva es el punto en que se decide crear la idea en el mundo físico. La etapa de capullo implica el hacer o desarrollar nuestro proyecto, idea o aspecto de la personalidad.

La etapa final de transformación o transmutación es la salida de la crisálida y el nacimiento y consiste en compartir los colores y la alegría de nuestra creación con el mundo.

Esté símbolo puede dar claridad a nuestra mente, ayudarnos a organizar el proyecto que estemos llevando a cabo y a encontrar el siguiente paso para mejorar nuestra vida personal o profesional.

Cuando entra en nuestra vida, estamos listos para someternos a algún tipo de transformación o crecimiento interno. Los cambios que anuncia generalmente son para bien.



*Propiedades:

Su nombre viene a significar “Piedra Turca”, aludiendo a los mercaderes turcos que fueron los primeros en introducirla en Europa a través de la ruta de la Seda.

Es considerada piedra sagrada para muchas tribus de indios americanos.

Los navajos la usaban en polvo (pigmento) para crear pinturas en la arena que atrajesen la lluvia a la tierra reseca. Algunos nativos de Estados Unidos y México la colocaban en las tumbas con el fin de proteger a los muertos. Los pueblos indios las colocaban debajo del suelo encima de donde iban a construir su casa, como ofrenda a los dioses. El chaman apache siempre lleva una en su bolsa de medicinas.

Los aztecas la llamaban “Piedra de los dioses” y la usaban como amuleto contra el mal, así como en máscaras y cuchillos ceremoniales.

En el antiguo Egipto se veneraba esta piedra como piedra de la diosa Hator, considerándose como un regalo que la misma diosa había entregado a la humanidad.

Los árabes la llamaban “piedra de la suerte” y los turcos “talismán del jinete”. Se dice que Cristóbal Colón y Vasco de Gama siempre llevaban una pieza de turquesa en sus viajes.

Aún, hoy por hoy, se adorna a los elefantes en la India con turquesas con el fin de protegerlos.

Y ¿sabéis que se utiliza en la magia amorosa?, se entrega a la persona amada con el fin de estimular la armonía conyugal, pues genera que las dos personas involucradas se fusionen entre sí. Algunas tradiciones dicen que si el amor de a quien se le entregó la piedra se desvanece, su color también desaparecerá.

Se lleva consigo para atraer nuevas amistades, estar alegre y sereno y estimular la belleza. Aporta el equilibrio emocional y ayuda al crecimiento personal, por lo que es muy recomendable para personas que son excesivamente emotivas, ansiosas o estresadas.

Promueve la autorrealización, ayuda a solucionar problemas creativamente y calma los nervios cuando alguien tiene que hablar en público. Produce calma interna al tiempo que nos mantiene alerta y ayuda a la expresión creativa.

Como todas las piedras azules, la turquesa es de buen augurio y se usa para atraer la fortuna.

Los chakras de las turquesas son garganta y tercer ojo.



Pulsera disponible en:  Etsy


Feliz fin de semana a todos!




Mari 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Gracias por seguirme!